Shaolin & WuDang. El otro lado de China

shaolin

Momento de la acompasada actuación de los Monjes de Shaolin

El Monasterio de Shaolin

El origen del espectáculo que estos días ofrece el Teatro Compac Gran Vía de Madrid se encuentra en el monasterio chino de Shaolin donde sus monjes, seguidores del Budismo Zen, son entrenados para conseguir la ausencia de dolor y su integración en el entorno natural.

El resultado de ese entrenamiento a través de la superación, el autocontrol y la integración en la naturaleza son las enseñanzas que los monjes de Shaolin vienen mostrando al mundo en sus montajes desde hace más de 10 años. Han recorrido Europa, América y Australia difundiendo su forma de vida e impactando al público que acude a verlos.

La defensa de su templo

Es un espectáculo llamativo e inusual que mezcla rituales orientales con prácticas propias de luchadores de la tierra del Sol Naciente. Los entrenamientos para la defensa son habituales en Shaolin. El manejo preciso, sin titubeos, de sables, espadas, lanzas y barras de madera demuestra que además de monjes son verdaderos defensores de su templo y de las costumbres ancestrales de su pueblo.

El espectador pasa a ser conocedor de algunas de la técnicas de autocontrol más antiguas de China como el qi que dota, a quienes lo practican, de ausencia de sufrimiento aun cuando realizan actividades que en circunstancias normales generarían un dolor insufrible. Difícil de explicar las sensaciones que produce contemplar como lo que podría considerarse autolesión se transforma en espectáculo al percibir la ausencia de dolor controlada por la técnica del qi tan dominada por los monjes.

Recreación  a través de los sentidos

El montaje traslada al espectador hasta los confines de Shaolin Wudang mediante las imagénes y escenas transportadas desde el lejano oriente por estos monjes hasta Madrid, acompañadas por una excelente banda sonora que emana de los instrumentos milenarios que cuatro mujeres chinas tañen en directo para deleite del público y excelente acompañamiento de este montaje.

Shaolin & Wudang. El otro lado de China fascinará a los seguidores del Kung Fu y de las artes marciales en general y sorprenderá a los neófitos de las técnicas y rituales de las etnias orientales.

Estuvieron en Madrid hasta el 29 de marzo.

Teatro Compac Gran Vía

Gran Vía, 66

91 541 55 69

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo en escena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s