El ministro Bosé

Hoy se ha rumoreado por los mentideros de nuestro país cuál era el plan que Zapatero había pensado antes del último cambio de carteras ministeriales. Pues sí. Nos quería colocar a Miguel Bosé como ministro de Cultura. Probablemente habría sido un excelente ministro, no lo vamos a negar, pero de entrada chirría.

Los consejos de ministros darían mucho de sí. Todos tan formales, con sus trajes-sastre ellas, su corbata ellos y Bosé en vaqueros con agujeros kilométricos y barba de tres días. Cierto es que eso es sólo imagen. Si no digo yo que no. Pero chirría.

Bosé tendría que dejar de dar conciertos, iría rodeado de guardaespaldas las veinticuatro horas y tendría que dejar de gestionar los negocios familiares. Incluso ZP quizá pensó en la figura de la “ministra madre”, como las reinas. Y ahí que nos veríamos a la magnífica Lucía Bosé bajándose del coche oficial con los pelos azules. Glamour por doquier en el Gobierno.

Quizá alguna ministra o vicepresidenta se daría el gusto de poder hacerle los coros a Miguel en la gira de “Papitour”. Tengo en la mente a tres candidatas ideales y que por marchosas seguro que lo hacían de buen grado. Todo, por un compañero de consejo.

Zapatero podría dedicarse al marketing. Qué grandes campañas monta. Esto de Bosé me recuerda a cualquier anuncio con la cara de un famoso. El propio Bosé anuncia una cadena de ópticas. Pues esto igual, eslogan incluido. Busque, compare y si encuentra un Gobierno mejor vótelo (o bótelo, que uno nunca sabe).

Lo mejor de todo es que el cantante quizá nunca llegó a saber de las intenciones del Presidente. O le espetó un ‘NO’ cuando se lo propuso. Sólo sabemos que finalmente se decantaron por la guionista y directora de cine Ángeles González-Sinde. Y mientras, Fernández de la Vega sin poderse quitar de la cabeza los coros de Bambú.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo en el candelero

Una respuesta a “El ministro Bosé

  1. ANA

    ¿Quien sabe?… quizá no haga falta saber de leyes, de derecho, de cultura, de economía ni de nada para ser ministro… el caso es tener buena prensa, o quizá ni eso… que hablen… aunque sea mal… pero que hablen, que es publicidad y eso siempre vende… y de botar nada… porque muchos ni votan… total… es como ir al “top manta” a ver si el disco que nos han dado a lo mejor suena… pero que luego no se quejen de los derechos de autor… ni del intrusismo profesional… ni de si el disco no suena bien… Algunas cosas ya chirrian.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s