Archivo de la etiqueta: valle inclán

Tirano Banderas

Por Paloma F. Marco

Cuarta vez que se representa Tirano Banderas en Madrid, desde la publicación de la novela homónima en 1926 y su primera representación en los años setenta dirigida por José Tamayo. Impedimentos legales de los descendientes de Valle Inclán aparte, esta sequía se debe a la complejidad de poner en escena el singular mundo literario de este sin par autor, con su lenguaje propio y su particular visión del mundo y de los personajes de sus textos. Exponente máximo del “esperpento”, Tirano Banderas aborda la caída de un perverso y despótico dictador de una región sudamericana ficticia, que se ha mantenido en el poder con el terror y la opresión por bandera, de cómo afecta esta situación al comportamiento de los distintos colectivos sociales y de cómo un movimiento revolucionario le derroca utilizando su propia zafiedad y torpeza. Oriol Broggi ha querido alejarse de la figura tan amenazantemente grande que pueda resultar Valle-Inclán: se ha criticado la oscuridad y tenebrosidad que se cierne durante los dos actos, frente a la luz y alegría de los países tropicales en el que, supuestamente se enclava la acción pero, ¿no es así como se ve una región sometida al horror de una dictadura? También se ha señalado el exceso de gritos dramáticos, la confusión de acentos y el desdoblamiento del casi medio centenar de personajes de la novela entre los nueve actores de la representación; pues he de decir, que si bien es cierto que en la primera parte impera cierta confusión y alboroto con los cambios de papel y acciones frenéticamente desencadenadas, es precisamente el arduo e impresionante trabajo de los distintos actores de nacionalidades española e iberoamericanas (fruto del Proyecto Dos Orillas, entre ambos continentes), lo que enriquece y da un juego que, en definitiva es lo que pretende Valle-Inclán: prender la llama de la imaginación. La segunda parte asienta más la acción y da lugar a deleitarnos más despacio con actuaciones magistrales como las de Pedro Casablanc en su papelón de coronel y también de “cabaretera” (imperdible), una siempre inmensa Susi Díaz y unas impecables y emocionantes interpretaciones de la porteña Vanesa Maja y el mejicano Joaquín Cosío. Quizá la imagen del Tirano, como en sus antecesoras obras, queda algo difuminada y carente de fuerza, pero hay que quitarse el sombrero ante la calidad y el esfuerzo interpretativo y físico de todos los actores. Calificación: Para “valle-inclaneros” no puristas y amantes de las buenas interpretaciones.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo en el candelero

Mi cuerpo es mío

Perseguir imposibles es la tónica común del ser humano en todos los tiempos. A veces, no se mira cuál es el precio que hay que pagar con tal de obtener lo que de otra manera sería difícil de conseguir. La avaricia es el telón de fondo de tantas historias inhóspitas y en primer plano el trueque con el cuerpo humano para conseguir los avaros objetivos. Jóvenes obligadas a entregarse al mejor postor con tal de satisfacer las ansias de otros, son historias, por desgracia, de todos conocidas.

Mi cuerpo es mío es una función de la compañía La Jarana que, basándose en la obra Ligazón, de Valle Inclán, muestra al público los contrastes entre la integridad y el lado más sucio del materialismo.

Los personajes toman vida a través de la interpretación de Oiana Esparza, Regina Ferrando y Laura Presa, que serán guiadas por los vericuetos de Ligazón por el recorrido al que les conducirá ese trovador interpretado por José Carlos IllanesLa adaptación y la dirección de este montaje lelga de la mano de Andrés del Bosque, quien tanto está dando por los nuevos talentos de la escena. Destaca el trabajo de vestuario del figurinista de La Jarana, Felype de Lima, que a pesar de su juventud no deja de sorprender por sus llamativas creaciones que le han proporcionado un abultado currículum en un corto espacio de tiempo.

Miércoles 13 y 20 de octubre de 2010

La escalera de Jacob

Calle Lavapiés, 11

 

Deja un comentario

Archivado bajo en el candelero