Archivo de la etiqueta: vestidos

Hollybendas

Penélope Cruz a la llegada de la gala de los óscars

Penélope Cruz a su llegada a la gala de los óscars

A estas alturas ya son pocos los españoles que no saben que Pe ha ganado un óscar de la Academia de Hollywood a la mejor actriz secundaria de 2008 por Vicky Cristina Barcelona.

Hay quien no apostaba un duro por la madrileña, pero no sólo ahora en la última película de Woody Allen, sino desde el principio de su carrera. Es cierto que en sus inicios parecía la típica chica mona elegida como reclamo de juventud y buenas curvas -a las pruebas me remito en Jamón, Jamón-, pero poco a poco se ha ido ganando su lugar. Sus dotes interpretativas han ido mejorando y hasta aquí ha llegado, como poco.

Ahí la tienen, ganando un óscar merecidamente. Fue a recoger la estatuilla con un vestido de Pierre Balmain. Cuando el diseñador ideó el modelo, Pe no estaba ni en la imaginación de sus padres, como se suele decir. Un vestido vintage que lleva la friolera de 60 años colgado en la percha de la tienda (o eso es lo que yo he entendido).

La duda que surge ahora es si el precio será el mismo de hace 60 años o si tendrá precio de diseñador del 2009. Porque si los vestidos se revalorizan, visto como está el mercado del ladrillo, más de uno empezará a invertir en diseños de gala para vendérselo a las nasciturus futuras ganadoras de los óscars de los 70 -del 2000, obvio.

Pero con toda seguridad quienes más alegría habrán profesado por el premio serán los alcobendenses. Lejos de imaginar que el nombre de su ciudad saliese de los confines de la Comunidad de Madrid, han visto hecho realidad su sueño. Todo el plantel de megaestrellas del cine americano todavía tiene un zumbido en sus oídos en el que resuena el nombre de Alcobendas. Intuyo que con esta mención, Pe tiene ya asegurado el nombre de una calle en el nuevo barrio de Fuentelucha, que está a punto de inaugurar el Ayuntamiento de su pueblo natal, ahora ya ciudad. Baño de multitudes para la actriz. Lo estoy viendo.

Yo quiero parecerme a Pe. Quiero recibir un premio. Me da igual el que sea, pero eso sí, que me permita dar un discurso después de la entrega y agradecer a mi barrio de Usera que me acogiera hasta los 30 años. Quizá me quedaría sin calle, pero tendría la satisfacción, como Pe, de no renegar de los orígenes que me vieron crecer.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo en el candelero

El fondo de armario Real

Nuevamente la Princesa de Asturias vuelve a ser criticada por un acto cotidiano de su vida. En esta ocasión le ha tocado el turno a su vestuario porque hay quien no soporta que Doña Letizia repita traje en sus actos oficiales (y cualquier día se lo reprocharán también por lo que respecta a los actos no oficiales).

La digestión de los conceptos evolución y avance en las monarquías actuales se está haciendo pesada para más de uno que debería tomarse un Eno Efervescente y, después de eliminar la pesadez sobrante en su estómago, mirar a la Princesa  como un ser humano que antetodo es.

¿Por qué Doña Letizia no va a utilizar en más de una ocasión un traje que le guste o con el que se vea más favorecida? Es algo que a diario hacemos cada uno de nosotros. Ella puede hacerlo exactamente igual. Además en tiempos de crisis es muy práctico, económico y denota que la Princesa quizá repitiendo traje está aprentándose el cinturón como el resto de españoles.

Su papel no es fácil, eso lo sabía de antemano, no lo vamos a negar, pero colaborar a que sea una buena Princesa de Asturias también nos corresponde en parte a quienes tenemos que hablar de ella. Sentirse apoyado y tener la confianza de quienes tienes en frente cada día es fundamental para desarrollar correctamente un trabajo. Ser príncipe  o princesa supone tener que realizar unas obligaciones diarias, obligaciones que también cualquier trabajador tiene cada día, en eso se igual al resto. Permitamos a la Princesa tener al menos la satisfacción del trabajo bien hecho.

3 comentarios

Archivado bajo en el candelero