Así comenzó la literatura española…

EL JUGLAR DEL CID

Escarbar en el anonimato de la autoría de El Cantar del Mío Cid no es cuestión baladí. Más difícil aún es hacerlo manteniendo el rigor del texto, desbordando a la vez sentido del humor, ironía y contacto con el público. Esto es El Juglar del Cid. Una historia sobre la Historia, hilarente e histriónica como sólo podría prorpocionar Juanma Cifuentes.

Juanma Cifuentes es un trovador sobre el escenario

Juanma Cifuentes es un trovador sobre el escenario

No es que se quiera buscar tres pies al gato, pero cuando no se sabe cómo sucedió algo,  la imaginación puede proporcionar justas vías para encontrar el camino que creemos o que queremos que sea la clave para llegar hasta un punto. Los anónimos medievales han originado ese movimiento de la masa encefálica a autores como Pedro Manuel Víllora que, curioso por saber quién escribió El Cantar del Mío Cid, primera obra conocida de las letras hispánicas, recreó mediante El juglar del Cid cómo podría haber nacido la idea de contar las venturas y desventuras del Cid.

La narración llega de la mano de Juanma Cifuentes, que se sube al escenario con el sombrero (y así es) de quien tiene la seguridad de saber cómo fue el principio, la génesis de lo que nunca nadie hasta ahora ha podido averiguar. El autor de El Cantar del Mío Cid ha sido una incógnita desde el siglo XIV cuando se descubrió el primer manuscrito. Hasta esa fecha, incluso antes, hasta el siglo XII nos traslada El juglar del Cid. Pero el viaje con Juanma Cifuentes por una época oscura, guerrera y sin paz por aquí y por allá es mucho más ameno de lo que probablemente lo fuera para el propio Rodrigo Díaz de Vivar.

Israel Ruiz acompaña a Juanma Cifuentes en El Juglar del Cid

Israel Ruiz acompaña a Juanma Cifuentes en El Juglar del Cid

Cifuentes dirige el montaje, además de protagonizar este monólogo a través del personaje de Hamete. Cuenta sobre el escenario con la colaboración de Israel Ruiz como juglar, que aporta la parte más gestual del espectáculo con réplicas divertidas a Cifuentes. Hamete cuenta, narra, habla, divierte, canta romances y describe las andanzas del Cid sin caer en el aburrimiento. Entretiene, improvisa, hace reir, se mete al público en el bolsillo e instruye, o por no ofender, diremos que… refresca las memorias.

El espectáculo es redondo en su conjunto y que nadie se dé por aludido. El texto se combina con una excelente composición musical de Jorge Cubillana. Todo encaja: la narración, las batallas de Rodrigo, el casamiento de sus hijas, hilado con una instrumentación que enaltece la prodigiosa voz de Cifuentes y traslada al espectador, imaginariamente, a la plaza de Medinaceli como si estuviera viendo a un trovador narrando las hazañas del Cid.

Teatro Alfil

Calle Pez 10

Tel.: 91 521 58 27

Venta de entradas:

entradas.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo en escena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s