Archivo de la etiqueta: comer

Sáciate con el sabor de Méjico

LA TAQUERÍA DE BIRRA

Sáciate con el sabor de Méjico

Muchos son los restaurantes en Madrid que reproducen el ambiente y acercan a los madrileños los sabores de Méjico. Pero pocos lo hacen con tanta autenticidad como la cantina mariachi La taquería de birra. Su éxito lo demuestra los años de experiencia en La Latina.  

Entrada a La taquería de birra

Entrada a La taquería de birra

La taquería de birra es uno de esos ‘templos’ que rompen con los estereotipos. Si la primera expresión de muchas personas al proponerles comer en un restaurante mejicano es la de fruncir el ceño imaginándose platos llenos de condimentos y salsas picantes es porque aún no han comido en este local.

Situado en plena Latina (tienen otro local en la zona de Conde Duque), su estructura nos traslada, en su planta superior, a una casa tradicional mejicana, llena de salas coquetas, íntimas y resguardadas que crean un clima de serenidad y cercanía al resto de acompañantes al gran banquete que vendrá después. Fotografías antiguas, adornos transoceánicos, sillas y mesas estilo colonial nos llevan a imaginar cómo sería el Méjico del siglo XIX. La parte inferior, a la que se accede mediante una escalera con ciertas alusiones a la vegetación y fauna mejicanas, goza de un ambiente más desenfadado. Una gran sala llena de mesas y taburetes desde los que se contemplan en sus paredes los adornos propios de las casas mejicanas. Sobre las cabezas de algunos de los visitantes de la planta baja emergen grandes sombreros mejicanos para no olvidadarnos de dónde estamos.
 
Centrándonos en la cuestión culinaria, La taquería de birra recibe a sus comensales con unos nachos acompañados con una salsa de aguacate -sin llegar a ser guacamole- y otra de tomate ligeramente picante. Y a partir de ahí un lujo continuo de platos y sabores. Comenzar a abrir boca con un nopalqueso no es mala elección. Este plato mezcla el queso fundido con nopales -aspecto de judías verdes, pero en realidad son tiras de cactus cocidas y listas para comer-. Como aperitivo no hay que dejar de probar el exquisito guacamole servido con nachos que realzan sus sabor.
 
Entrando en los platos principales no se pueden pasar por alto los tacos -tortillas de trigo con carne de pollo o ternera-.  Los hay del pastor -carne adobada-, de pollo, de pollo con queso… no hay que salir de la cantina sin probarlos. Se puede continuar con las fajitas que son tortas de trigo algo más grandes que los tacos que llegan calientes a la mesa en un recipiente que conserva su calor. La fajitas se las rellena cada comensal cogiendo los ingredientes que sirven en un gran plato: carne de ternera o pollo, frijoles, arroz blanco, pimiento, tomate y cebolla. ¡Increíbles!

 

Para rematar la comida no puede faltar el postre estrella de esta cantina mariachi: las crepas de cajeta. Tortitas rellenas de dulce de leche y adornadas con nata. Deliciosas que dejan un buen sabor de boca. Pero ahí no acaba la oferta de La taquería de birra. La guinda para terminar una buena velada en este restaurante se pone con uno de los cócteles que elaboran. Tienen gran éxito su popular margarita o la piña colada.

 

La taquería de birra 

Calle Don Pedro, 5

28005 Madrid

Tel.: 91 365 10 77 / 91 366 45 39

Plaza de las Comendadoras

28015 Madrid

Tel.: 91 523 28 06 / 91 522 80 49

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo para comer

Home Burger. Puro estilo americano

Home BurgerLa idea que asocia las hamburguesas con la comida rápida y de baja calidad encuentra fin entre las paredes de Home Burger. Aquí se puede hablar de hamburguesas elaboradas, casi de autor que aunque respetando los ingredientes básicos del típico sandwich redondo consigue la distinción con las variedades que nos ofrecen en este restaurante.

La decoración consigue trasladarnos a uno de esos restaurante de carretera que tan familiares nos resultan por vistos hasta la saciedad en las películas americanas. El toque de modernidad que aportan sus lamparas, sus falsas ventanas y los sillones vintage nos sitúan en un entorno cinematográfico de nuestros días en el que no sorprendería ver entrar a un vaquero con sombrero incluido. Home Burger mantiene las reminiscencias de los restaurantes americanos de los años 50.

Para abrir boca podemos empezar por alguna de sus variadas ensaladas medio americanas, medio mediterráneas: ensalada César, caprese con tomates secos y mozzarella o ensalada de espinacas con queso feta y bacon. También se pueden degustar los tradicionales aros de cebolla con una excelente salsa barbacoa.

Interior de Home Burger

El plato estrella de Home Burger lo preparan de las más variadas formas. Las hamburguesas de carne tienen la garantía de ser elaboradas con carne ecológica. Además de los tradicionales ingredientes se pueden tomar con queso a elegir entre mozzarella, cheddar, emmental, brie o incluso manchego, ahí radica parte de su originalidad. No faltan tampoco las hamburguesas vegetarianas con garbanzos, zanahoria o calabacín. Ni las de pollo en múltiples variedades o las de pescado a base de salmón. Todas ellas acompañadas de patatas caseras de las que ya no se encuentran.

Se debe visitar Home Burger para disfrutar de la calidad de un plato denostado por algunos, pero que tiene mucho que aportar con un poco de imaginación y calidad.

Home Burger

– Calle San Marcos, 26

    Tel.: 91 521 85 31

– Calle Espíritu Santo, 12

    Tel.: 91 522 97 28

Deja un comentario

Archivado bajo para comer

La Galia. Entre la sencillez y la exquisitez.

Fachada de La GaliaA pesar de su juventud dentro de la oferta gastronómica de Madrid, La Galia ha sabido ganarse a su clientetela en muy pocos meses. Quizá su excelente ubicación junto al viaducto -a ser posible pidan mesa con vistas a la Catedral de La Almudena, si no fuera posible no hay por qué preocuparse porque cualquier lugar en este restaurante es igualmente agradable- ha facilitado el crecimiento de su popularidad, pero sin duda lo que más ha contribuido a ello ha sido la buena cocina que preparan, los precios asequibles y el excelente trato que sus clientes reciben.

Sus dueños, Paloma y Juan, decidieron emprender esta aventura con un primer objetivo: atender al cliente con el esmero que nunca debería haberse perdido.  Son ellos mismos los que cada día reciben a sus clientes, les aconsejan y les hacen pasar un rato muy agradable en su restaurante. La atención en La Galia es, sin duda alguna, una exquisitez.

interior1

La cocina la definen como “sencilla” y es cierto que no son platos que necesiten un empleo excesivo de horas en su elaboración, pero dentro de esa sencillez la originilidad y el buen gusto se aprecian en cada uno de ellos. Eso es lo que Paloma y Juan entiende por cocina fusión española y francesa.

Para empezar no se puede dejar de probar el vitel toné -excelente ternera asada con salsa de atún- o la ensalada La Galia con un sabor a mostaza que deja un regusto dulce por efecto de la miel. Y como plato principal no se debe dejar de probar uno de sus magníficos crêpes, por ejemplo, de bacon frito con piña y pasas o el de pollo con verduras caramelizadas. La carta de La Galia también nos ofrece unas pastas y lasañas muy sabrosas. Para rematar con el postre si se sigue en la línea de los crêpes, el de dulce de leche sería un excelente colofón.

Es un restaurante que no pasa desapercibido para el que come en él y que asegura la vuelta del que lo visita

La Galia

Calle Morería, 11

91 365 12 14

1 comentario

Archivado bajo para comer

Comida vegetariana en ambiente desenfadado

 

 Entrada al restaurante-tienda Sopa

Entrada al restaurante-tienda Sopa

Sopa es un restaurante al que se accede por una tienda de ropa y complementos, sí, sí, a través de una tienda. Cuando se pasa por delante de su escaparate cualquiera se podría parar a mirarlo y no pensaría que en su interior se puede comer.  Y es que Sopa no es un restaurante al uso, es un restaurante vegetariano-tienda de ropa y complementos-tienda de alimentos macrobióticos.

La otra curiosidad de Sopa es que sólo hay dos mesas y una barra y tiene un aforo para unos 20 comensales, ¿cómo se explica ésto? Pues sencillamente porque allí todo el mundo comparte mesa, perfectamente puedes tener al lado a un desconocido. Por eso, allí se puede ver a un ejecutivo compartiendo la jarra de agua -en Sopa sólo se bebe agua del grifo de una única jarra que hay en la mesa- con un hippie melenudo.

En este restaurante se pueden probar platos de distintas culturas, pero principalmente hay una cierta predilección por platos con connotaciones de la cocina árabe, quizá porque es la más rica en el uso de hortalizas y vegetales y eso ayuda en un restaurante vegetariano.

Se puede elegir entre varios primeros y varios segundos. Como primeros siempre suele haber al menos dos tipos de sopa: de puerros, de calabaza, ajo blanco… que se pueden acompañar con una magnífica guarnición de arroz blanco con pipas de calabaza. La mezcla de la guarnición con la sopa es exquisita. Y como segundo hay siempre hay algún pastel de tomate, de puerros… y no suele faltar el magnífico falafel servido en pan de pita. Como postre se puede probar alguna de sus variedades de tartas como la de chocolate o la magnífica tarta de zanahoria.

La atención y el trato es excelente y se demuestra en la simpatía de quienes atienden al público.

Es un sitio para visitar.

La comida puede salir por menos de 10 euros por persona (aceptan ticket restaurant y si el valor de tu ticket supera el precio de la comida, te lo apunta en tu cuenta de “haber” para tu próxima visita).

Sopa

Calle Nieremberg, 23

91 413 17 19

2 comentarios

Archivado bajo para comer

La seducción asiática de los sentidos

Rustika Café

Fachada RústicaLa fachada de este restaurante café no deja indiferente a los viandantes del barrio de Noviciado.  Esa es su tarjeta de presentación con un objetivo claro: animar a descrubir que esconde su interior.

Una vez dentro, la cuidada decoración crea una atmósfera que tralada al comensal al Asia más sosegado y relajante. Parasoles con motivos orientales, grandes jaulas de madera que debieron alojar animales exóticos, sillas con grandes respaldos de mimbre, mesas con decoraciones florales… todo ello para degustar tranquilamente una deliciosa carta de platos que trasladará al visitante con su imaginación hacia los rincones más sofisticados del medio Oriente.

Salón de Rústica Café que reproduce una cámara egipcia

Salón de Rústika Café que reproduce una cámara egipcia

Duna de cous cous con verduras y comino, quiche árabe con espinacas, pasas y piñones, mero tártaro o chop suey de verduras son algunas de las excelentes comidas que se pueden saborear en Rustika Café. Los amantes del arroz tienen que probar obligatoriamente el arroz budista, una mezcla de sabores dulces y salados proporcionados por las verduras y las frutas salteadas con pasas y piñones.

El postre más exótico es la tarta selva roja elaborada con mango y coco.

Rustika Café, como se intuye por su nombre, no es únicamente un restaurante, también es un salón de té que cuenta con una gran variedad de infusiones y cafés -bastante europeos- que se pueden alargar con uno de los delicioso cócteles preparados por su barman.

Muy bien de precio. Una cena puede rondar los 20 euros.

Un sitio para conocer y repetir.

Rustika Café

Calle Limón, 11

91 542 15 67

4 comentarios

Archivado bajo para comer

Un rincón de Bretaña en pleno Malasaña

cimg20051

Las veladas en la Créperie Breizh se disfrutan como si estuvieras en casa de amigos. Y es que el trato personalizado que se recibe te hace salir pensando ¿cuándo me volverán a invitar? (aunque cada uno paga su cuenta). Françoise es la responsable de todo ello. Nació en Bretaña, pero llevaba viviendo muchos años en Madrid y quiso acercar a los madrileños la comida más típica de su región natal: los crêpes. Aquí se comen los crêpes de sarrasin (harina oscura, traída desde Francia, que da un color tostado a la tortita) los mismos que se pueden probar en Rennes o en Saint-Malo y que no estamos habituados a degustar en España.

Los franceses que viven en Madrid son incondicionales de Breizh. Siempre escucharás hablar francés en alguna de las mesas. Eso es muy buena señal.

Antes de empezar a tomar los crêpes no se puede dejar de probar el paté de la tierra, hecho artesanalmente en la cocina de Françoise siguiendo la receta que durante generaciones elaboró su familia. Lo mismo podemos decir del delicioso rilletes, paté realizado con carne de cerdo cocida muy lentamente con cebolla, especias y vino blanco. No dejes de probarlo.

Para regar los deliciosos crêpes nada mejor que tomar una botella de sidra fría servida en tazón de barro como lo se haría en cualquier crêperie de la región norte de Francia. Todo ello estará acompañado en Breizh de la mejor música francesa que será el toque que nos permitirá hacernos viajar mentalmente a cualquier local en una petite rue gala.

Y como postre no pueden faltar los crêpes dulces de manzana caliente, de chocolante con plátano, de azúcar con lima y muchas otras variedade, excelentes por sus combinaciones y buena elaboración.

Los fines de semana hay que reservar, está siempe lleno. La calidad y el precio, menos de 20 euros por persona, no son para menos.

Crêperie Breizh

Calle Madera, 36 (Noviciado)

Tel.: 91 522 79 82

1 comentario

Archivado bajo para comer

Comida italiana de vanguardia al estilo tradicional

Trattoria Sant’Arcangelo

La cuidada decoración y la baja iluminación de este restaurante ya denotan que no estamos entrando en una de las tradicionales trattorias italianas (“casa de comidas“) donde se podía saciar el hambre con un menú del día por poco dinero. Quizá si la calificamos de trattoria de vanguardia encaje más dentro de lo que podemos esperar de este lugar.

cimg1999

Algunos de los espacios de este local sorprenden por el grado de detalle al que han sido sometidos como, por ejemplo, la pared semiovalada que, en el salón grande, separa los baños del resto del comedor. Esta pared, que además sirve para crear ambiente a la gran mesa para grupos de este espacio, soporta unos recipientes de cristal incrustados literamente en la parte superior que contienen distintos tipos de pasta que en su conjunto, por sus formas y sus colores, llama la atención a los comensales

La comida ofrecida introduce novedades con respecto a la que un día ofrencían las trattorias romanas. Antipasti (entrantes) minimalistas, ensaladas con buena combinación de productos, pastas con una gran variedad de salsa, pizzas un poco “españolizadas” por la masa gruesa de su base, con gran variedad de ingredientes, y alguna selección de carnes y pescados. ¿Los postres? No ofrecen novedad ni en el frente español ni en el italiano.

Los comensales ilustres que han pasado por la Trattoria Sant’Arcangelo han quedado inmortalizados en fotografías que decoran las paredes del restaurante. Actores, cómicos,  jugadores del Real Madrid, gigolós internacionales, reinas del papel couché… Puede ser divertido mirar la fotos tratando de reconocer al famoso de turno. 

La atención al cliente es la justa sin que el cliente llegue a sentirse ofendido. Poder decir esto hoy en Madrid es decir mucho.

Precio sin grandes excesos alrededor de 24 euros.

Trattoria Sant’Arcangelo

Calle Moreto, 15 – Tel. 91 369 10 93

Deja un comentario

Archivado bajo para comer